¡La flacidez de mi papada ha disminuido!