CONOCE TU TIPO DE PIEL

¿Alguna vez te has preguntado por qué algunos productos para la piel no funcionan en ti o por qué tu piel siempre está seca o grasa? La respuesta puede ser tan simple como falta de conocimiento sobre tu tipo de piel y los cuidados que necesitas. En este blog, te ayudaremos a identificar tu tipo de piel y te daremos una rutina de cuidado facial adecuada para cada tipo de piel.


Identifica tu tipo de piel:


  • Piel normal: Tu piel estará uniforme en todo tu rostro, sin zonas grasas, secas o descamadas.

  • Piel grasa: Tendrás una apariencia brillante, no uniforme y poros dilatados.

  • Piel seca: Sentirás tu piel tensa, especialmente después de lavar el rostro, y podrías tener parches descamativos o picazón en algunas zonas.

  • Piel mixta: Mostrarás rasgos de los tipos anteriores en distintas zonas del rostro, siendo la zona T (frente, nariz y mentón) más grasa y las mejillas y el cuello más normales o secas.

  • Piel sensible: Tu piel podría manifestarse con enrojecimiento, paspaduras, descamación e irritación fácilmente.


Rutina de cuidado facial para cada tipo de piel:


  1. Piel normal:
    • Limpia tu rostro todos los días con un limpiador facial suave.
    • Aplica un humectante adecuado para tu piel.
    • No olvides usar protector solar (SPF).
  2. Piel grasa:
    • Limpia tu rostro con un limpiador facial que contenga ácido salicílico o benzoílo para controlar el exceso de grasa.
    • Utilice un humectante sin aceite y astringente con hamamelis para disminuir el tamaño de los poros.
    • No te olvides del SPF.
  3. Piel seca:
    • Opta por limpiadores faciales suaves.
    • Hidrata tu piel con una crema que contenga ácido hialurónico, glicerina o aceites esenciales.
    • En climas secos, utilice una crema más espesa para mayor hidratación.
  4. Piel mixta:
    • Limpia tu rostro con un limpiador facial suave.
    • Aplique una crema hidratante ligera en todo el rostro.
    • Utilice un tónico para equilibrar la piel y no olvide el SPF.
  5. Piel sensible:
    • Opta por limpiadores faciales suaves, libres de fragancias.
    • Utilice cremas hidratantes con ingredientes calmantes como ácido hialurónico, aloe vera o avena coloidal.
    • Evite productos con exfoliantes químicos o abrasivos.

Cuidar de la piel es un proceso personalizado y no hay soluciones universales. Conociendo tu tipo de piel y los cuidados necesarios, podrás tener una rutina de cuidado facial óptima para ver resultados a corto y largo plazo. Si tienes dudas, te recomendamos consultar a un dermatólogo para obtener orientación específica para tu tipo de piel. ¡Cuídate y cuida de tu piel!

¡Los resultados te encantarán!

Si quieres conocer más a fondo el tema, ¡Suscríbete a nuestra newsletter de belleza exponencial! ¡No te pierdas los mejores consejos para realzar tu belleza! Regístrate aquí:

Únete al Club Marea

La plataforma #1 de belleza alternativa y rejuvenecimiento natural: Acceso ilimitado a las mejores clases y programas de yoga facial, drenaje linfático y más métodos de belleza alternativa

Registrarme al Club